“Hay un jardín y un estanque quietos 
en la penumbra 
de aquello que me es dado recordar
y el dibujo infinito de círculos sobre la faz del agua 
Hay un pez rojo hurgando limo y liquen 
Mi infancia se miró en el estanque 
el pez se hundió en mí 
​​​​​​​
No puedo ya cruzar esos verdes 
No son ya míos los reflejos
El tiempo, la ruina, el deterioro 
lo que lentamente se pierde entre el reino de las cosas 
han dictado la poda” 
- Hanni Ossott, Hay un jardín

Te podría interesar

Back to Top